Qué bonita la vida

Estándar

Dani Martín siente que la vida es BONITA,  a pesar de que a veces “se despista”, nos quita, nos da;  nos hace sentir grandes y pequeños… ¿Qué agradece esta canción a la vida?

¿Qué agradezco de mi vida? ¿Sólo lo agradable? ¿Siento que la vida es bonita a pesar de las cosas duras y desagradables?

Me-note: Recuerda tu semana y anota cosas que agradeces, momentos en que has sentido que la vida es bonita.

Share Button

11 días para enseñarnos a amar

Estándar

Su primer bostezo, su primer peluche, sus primeros pasos sin caerse, su primer “ama” o “aita”… Muchos bebés nacen con un diario debajo del brazo en el que sus padres, normalmente primerizos, anotan cada momento de su infancia. El pequeño Zion no podía ser menos. Sin embargo, él llegó a este mundo con una condena de muerte: el síndrome de Edwards. Una rara enfermedad que deja muy pocas posibilidades de sobrevivir a quien la padece porque produce anomalías en el corazón y los riñones, entre otros órganos.
Zion nació pese a los peores pronósticos. Y en ese momento, cuando su madre por fin le sostenía entre sus brazos, los médicos de Illinois (EE UU) que la atendieron predijeron que moriría en pocas horas. Pero este luchador en miniatura rascó otros nueve días más a su corta existencia. En ese tiempo, sus padres, Josh y Robbyn Blick, en vez de tirar la toalla decidieron celebrar cada minuto a su lado como si fuera el último y recogerlo en este emotivo diario en formato vídeo. Puede que su vida quepa en poco más de seis minutos. Pero a Zion le dio tiempo a dormir con sus cuatro hermanos, a estrenar una chulísima manta de elefantes y a abrazarse a su peluche, un león desmelenado. Hasta tuvo su primera tarta de ‘cumpledías’.
Zion nació el 11 de enero y murió el 21 del mismo mes. Una vida demasiado pequeñita. Pero lo suficientemente grande para albergar tanto amor. Se lo profesaron sus padres, sus hermanos, todo el personal del hospital en el que nació… “We love Zion” se puede leer en el cojín bordado a mano sobre el que se dormía en su cuna. Se ha quedado vacía sin él. Pero su lección de vida pervive en los corazones de medio mundo.

Me-note: ¿Cómo se puede vivir esta situación con esas miradas y esas sonrisa? ¿Qué da fuerza a esta familia?

Share Button

CUERDAS

Estándar

¿Qué sabemos de esta niña? ¿Por dónde anda al principio? ¿Qué nos enseña?

Agradecemos este precioso corto ganador del último premio Goya de animación.

video o video

Me-note: ¿Cómo me siento al ver este video?  Acaba sonriendo!! ¿Qué me sugiere?

Share Button

Ama a tus enemigos

Estándar

Jesús puso el listón “un poco” alto. Nos pide que amemos a quienes nos hacen daño, a quien se ríe de nosotros, nos roba, nos engaña, nos molesta, humilla… Está un poco loco, esta es la sabiduría del Evangelio, podemos tomarla o dejarla.

Me-note: ¿Qué pienso de esta propuesta de Jesús? ¿Por qué nos pide amar a los enemigos? ¿Qué sentido tiene?

Share Button

¿Qué espera el mundo de mi?

Estándar

(Propuesta por un alumno de secundaria)

¿Qué nos sugiere esta escena de “Cadena de favores?.
El reino de las posibilidades está en nosotros, podemos hacer lo que deseamos o olvidarlo y atrofiarnos.
¿Me ilusiona cambiar el mundo? ¿Siento que tengo la responsabilidad de mejorarlo? ¿Creo que es posible?

Share Button

Yo creo, por eso sigo adelante

Estándar

(Máxima propuesta por una alumna de 1º de bach)
Porque no siempre le pones todas las ganas que deberías…
Porque siempre tienes una excusa para dejarlo para más adelante…
Porque a veces parece que aunque te esfuerzas no obtienes resultados…

TRABAJA DURO Y SIGUE ADELANTE

Share Button

The Man in the arena

Estándar

The Man in the arena es el título de un discurso que Theodore Roosevelt dio en La Sorbona en París, Francia, el 23 de abril de 1910.

No es el crítico quien cuenta; ni aquellos que señalan como el hombre fuerte se tambalea, o en qué ocasiones el autor de los hechos podría haberlo hecho mejor. El reconocimiento pertenece realmente al hombre que está en la arena, con el rostro desfigurado por el polvo, sudor y sangre; al que se esfuerza valientemente, yerra y da un traspié tras otro pues no hay esfuerzo sin error o fallo; a aquel que realmente se empeña en lograr su cometido; quien conoce grandes entusiasmos, grandes devociones; quien se consagra a una causa digna; quien en el mejor de los casos encuentra al final el triunfo inherente al logro grandioso; y que en el peor de los casos, si fracasa, al menos caerá con la frente bien en alto, de manera que su lugar jamás estará entre aquellas almas frías y tímidas que no conocen ni la victoria ni el fracaso.”

Es muy fácil hablar, incluso acertando, sobre lo que otros deberían hacer, pero estar “en la arena” peleando por sacar aquello en aquello que creo o me ilusiona eso, eso es mucho más difícil. ¿Qué hago? ¿Mirar y hablar o comprometerme y hacer algo?

Share Button

Tu decides

Estándar

Hemos recibido la vida, hemos recibido nuestras circunstancias, hemos recibido nuestras manos… cada momento nos toca DECIDIR

“No he venido a abolir, si no a dar plenitud”.

Me-note: recuerda alguna ocasión en que has decidido según la “pagina izquierda” y algún otro en que optaste por la “página derecha”. ¿Cual recuerdas con más satisfacción?

Share Button

Creo que hoy nos estás repitiendo estas palabras que nuestro Fundador

Estándar

 

 

BLOG DEL SUPERIOR GENERAL  (Gracias!!!)

Share Button