¿Mereció la pena?

Estándar

Las imágenes de la película de  Mel Gibson son durísimas, pero nos acercan a lo que realmente pudo ser. Su modo de amar, de cuidar, de hablar, de actuar… le complicó la vida. Defender sus ideas, defender a los pobres…. y sobre todo, defender su modo de ver a Dios hizo que algunos decidieran pararle los pies, y ¡de qué modo!. Eligió seguir adelante con su mensaje antes que huir y esconderse ¿mereció la pena?

Share Button