Un regalo para mi cansancio

MODALIDAD Automasaje                                                                              Evaluación Hara

MÚSICA  Francisco Tárrega – Recuerdos de la Alhambra

GUIÓN

Nos tomamos unos segundos para llegar a la postura básica. Es importante que al seguir los pasos nos encontremos en una posición que nos permita mantener la espalda recta, ya sea de pie o sentados de esta manera el automasaje será más efectivo, del mismo modo debemos concentrarnos en nuestra respiración procurando realizarla desde el vientre aspirando y espirando de manera suave y paralela al masajeado. Empecemos el “autoshiatsu” o masaje:

– En la base del cráneo:  Para realizarlo entrelazamos los dedos de nuestras manos por detrás de la cabeza. Localicemos con las yemas de los pulgares el borde inferior del hueso del cráneo, por detrás. Cogiendo así toda nuestra cabeza con ambas manos. Con la cabeza inclinada hacia atrás, ejerzamos presión suave con los pulgares, apretando en un punto y luego en otro, como si pulsáramos teclas,  mientras inhalamos y exhalamos descansemos unos segundos y volvamos a realizar.

– Masaje en la nuca:  Para realizar el autoshiatsu debemos masajear la zona de la nuca y los hombros frotando con ambas manos de manera y vigorosa y a la vez. Repitamos hasta que la molestia se haya aliviado y sintamos los músculos relajados.

– Masaje en los hombros: Este masaje, ideal para los hombros rígidos, se lleva a cabo “amasando” los músculos que van del cuello hacia el inicio del brazo, siempre utilizando la mano opuesta al lado que queremos masajear. Una vez que sintamos alivio en un hombro continuamos con el otro.

Anotamos

¿Reconoces algún cambio o efecto de este automasaje en ti? ¿Sueles notar enseguida el cansancio, la sobrecarga muscular, el dolor de cabeza, los nervios o sólo cuando estos síntomas son más fuertes? ¿Qué haces entonces?

 

Share Button