Tradiciones Navideñas

BASTÓN DE CARAMELO

Quizás no todo el mundo sepa la relación  entre la Navidad y los bastones de caramelo que aparecen adornando los arboles o saliendo del saco de Papa Noel. Aquí tienes la respuesta.

A día de hoy no está muy claro su origen, pero la leyenda más extendida sitúa su origen en el siglo XVIII  en Colonia (Alemania). Al parecer un sacerdote de la ciudad al advertir que los niños que integraban el coro de la ciudad armaban mucho alboroto en las celebraciones de Navidad decidió obsequiarles con caramelos para que se portasen bien. El encargo se hizo a un pastelero de la ciudad, indicándole que debía tener forma de bastón para simbolizar a los pastores que fueron a ver al Niño. Al entregárselos, el pastelero le explicó que los había hecho blancos para simbolizar la pureza  de Cristo y que le había puesto tres líneas rojas que simbolizaban a la Santísima Trinidad y el color rojo en recuerdo a la sangre derramada por Jesús en la Cruz.

¿Quién puede resistirse a probarlos?


TIZÓN DE NADAL Y EL APALPADOR

En algunas zonas gallegas se conserva una antigua tradición de origen celta conocida como Cepo o Tizón de Nadal. Consiste en prender fuego en la chimenea a un gran tronco y retirarlo del fuego cuando se ha quemado a la mitad. Se guarda durante el resto del año y se considera que actúa como protector del hogar y que si se enciende los días de tormenta protege la vivienda de caídas de rayos. De esta costumbre, que podemos encontrar en otros lugares como las Islas Británicas o Francia, surgió la elaboración de los típicos troncos de chocolate típicos de estas fechas.

También en Galicia nos encontramos con la figura del Apalpador. Se trata de un anciano carbonero, pelirrojo, barbudo y de tamaño gigantesco que vive en las montañas alimentándose de bayas silvestres y jabalíes. Es ayudado en sus tareas por los trasnos, unos duendes traviesos que se divierten ocultando y cambiando las cosas de sitio. En la Nochebuena o la noche de Fin de Año (depende de la zona porque Galicia es grande) baja de las montañas y visita a los niños y niñas gallegos mientras duermen y les toca la barriga para comprobar que han comido lo suficiente durante el año. Como regalo les deja un montoncito de castañas y algún otro regalo, y antes de marcharse pronuncia estas palabras:

“Por ser obediente y estar bien alimentado,
con estas castañas y este regalo
te deseo abundancia y buen año ”


OLENTZERO Y MARI DOMINGUI

El Olentzero es un personaje tradicional del País Vasco y Navarra, que el día de Navidad baja de las montañas para repartir regalos entre los niños.

Es un grueso y bonachón carbonero que durante todo el año se dedica a hacer carbón vegetal en los bosques. Al tratarse de un carbonero, sus ropas siempre suelen estar muy sucias y desaliñadas. Solo baja de las montañas en invierno para comer y beber copiosamente ( algo que le encanta) y en ese momento aprovecha para realizar el reparto de regalos.

Desde hace algunos años le acompaña en esta tarea Mari Domingui, una pastora ataviada con un curioso gorro con forma de caracol que sabe mucho de astrología y de plantas medicinales. Le gustan mucho las manzanas asadas, por lo que los niños suelen dejarle alguna antes de irse a dormir la noche de Navidad.

PINCHA EN LA IMAGEN PARA LEER LA HISTORIA DEL OLENTZERO

Y SI QUIERES OIR LA CANCIÓN PINCHA EN ESTE ENLACE QUE TE LLEVARÁ A YOUTUBE… pero luego vuelve, no te pierdas el resto de esta web


POSADAS MEXICANAS

Las posadas son una tradición navideña típica de México que comienza nueve días antes de la Navidad (del 16 al 24 de diciembre), que son precisamente las nueve noches que José y María peregrinaron de Nazaret a Belén.

Tienen su origen en un antiguo culto azteca que se celebraba en fechas similares antes de la llegada de los españoles. Cuando estos llegaron en su proceso evangelizador cambiaron la fiesta , pero mantuvieron algunas de sus tradiciones para  que fueran aceptadas por los indígenas.

En las posadas actuales los vecinos, familias y amigos se dividen  en dos grupos, los posaderos (que quedan en el interior de la casa) y los peregrinos que piden posada (que quedan fuera).Ambos grupos cantan villancicos, unos pidiendo posada y los otros negándola.  Al cabo de unos cuantos versos los posaderos son convencidos  y dejan entrar a los peregrinos.

A partir de este momento comienza el festín donde podemos encontrar mazorcas de maíz, tacos, quesadillas, tamales y buñuelos, todo ello regado con jugos de frutas y el famoso ponche mexicano.

El final de la fiesta culmina con la rotura de una piñata de siete picos que contiene todo tipo de dulces y pequeños juguetes para los más pequeños.

 


EL CASCANUECES

En las navidades alemanas es muy frecuente ver un muñeco de madera alto y delgado, que va vestido con traje de soldado. Es el Cascanueces.

Es el personaje principal del cuento “El Cascanueces y el Rey de los Ratones”, creado por Ernst Theodor Amadeus Hoffman en 1816 y posteriormente adaptado para el público infantil por Alejandro Dumas.

La historia se desarrolla un día de Navidad cuando Fritz y Marie reciben sus regalos. Su padrino, un hábil juguetero les regala un cascanueces y al rey de los ratones. Cuando los niños se van a dormir, Marie empieza a soñar y ambos juguetes cobran vida y mantienen una dura batalla, ya que el cascanueces era un príncipe que había sido hechizado por una ratona. Toda la acción se desarrolla en un ambiente mágico y fascinante.

La fama del cuento y su personaje se acrecentó cuando, casi un siglo después, Tchaikovsky se inspiró en el cuento para componer su famoso ballet “Cascanueces” que se convirtió en un clásico de las navidades.

Otro dato a tener en cuenta es que los Hermanos Grimm, estudiosos del folclore alemán, Indicaron que el cascanueces simbolizaba la suerte, pues existía la creencia de que con sus dientes protegían las casas de los malos espíritus

Cada año se crean en Alemania nuevas versiones de cascanueces para coleccionistas haciéndolos como personajes diversos como Mickey Mouse o el mismísimo Darth Vader, aunque el más querido por los alemanes es el tradicional soldado.