Me escucho…

LOGO HARA

Vamos a compartir unos momentos especiales de tranquilidad juntos.
Vamos a fijarnos en lo que está pasando en cada momento, especialmente vamos a poner atención en la música.

Nos sentamos cómodamente en la silla, apoyamos los pies en el suelo, las manos sobre las piernas y la cabeza erguida, como si un globo que flotara sobre ella, tirase de la cabeza suavemente hacia arriba.

¿Estás listo?

Inspira suavemente para que el aire llegue hasta el vientre. Inspira, 1, 2, 3, 4, lentamente suelta en 1, 2, 3, 4.
Coge aire otra vez en 1, 2, 3, 4, y suelta 1, 2 ,3 ,4.
Cierra los ojos con suavidad, inspira profundamente y suelta el aire poco a poco.

Ahora vas a escuchar esta música y vas a poner atención en la respiración.

(Escuchamos el siguiente mantra)

https://www.youtube.com/watch?v=bi4zIfKhzvE

¿Cómo te sientes?

No te olvides de inspirar y soltar el aire, inspira y suelta lentamente el aire…

(Se dice varias veces.)

Ahora, sin prisas, cada uno a su ritmo, abre los ojos.

Compartimos con los niños:
¿Cómo me he sentido?
¿Qué me ha pasado?
¿Cómo me siento ahora?

6 PAZ

#LaMennaisTrato

 «Los niños piden pan» (Lam 4, 4)

GRACIAS
Gracias, Señor, porque has puesto en mí
la semilla de tu paz, de vivir feliz contigo.
Gracias porque a tu lado me siento bien,
me siento tranquilo y lleno.

AQUÍ ESTOY
Que cuide tiempos y espacios
para encontrarme contigo, Señor.
Dame el pan que alimente mi vida por dentro
y me llene de ti, para vivir feliz y en paz.

CUENTA CONMIGO
Cuenta conmigo, Señor, para repartir
el pan de tu felicidad, de tu Buena Noticia.
Cuenta conmigo para poner paz y alegría
siempre a mi alrededor

 

Un solo corazón

Hoy es el día grande de la Semana Menesiana.
Por ello, nos gustaría invitaros a comenzar la mañana con una de las frases más bonitas de Juan María, nuestro Fundador:

Con esta frase nos gustaría invitaros a vivir un día muy feliz, unidos a todos los niños, profes, familias y Hermanos de nuestro colegio y el resto de los colegios menesianos. Todos los días, aunque hoy de manera especial, Juan María nos une a todos.

Compartimos:
¿Qué nos dice Juan María con estas palabras a nosotros hoy?

 

Un rincón especial

LOGO HARA

HARA MODALIDAD «VISUALIZAR»

Música de ambientación: https://www.youtube.com/watch?v=D0hAIydRL_I

Hoy hemos preparado una máxima un poco más especial. ¿Estás listo?
Antes de comenzar, siéntate en la postura HARA. ¿La recuerdas? No te preocupes, lo repasamos juntos. Consiste en seguir 4 pasos muy sencillos:
– Espalda recta, bien apoyada en el respaldo de la silla.
– Pies en contacto con el suelo.
– Manos sobre la mesa o sobre los muslos, como prefieras.
– Cabeza recta, como si un hilo invisible tirara de ella.

Cierra los ojos y escucha atentamente.

«Un rincón especial»
Coge aire y muy poco a poco suéltalo. Observa cómo tu barriga, al igual que un globo, se hincha y se deshincha. Quédate así un momento, escuchando con atención tu respiración.
(Pausa)

No hagas caso a las posibles distracciones, convive con los diferentes sonidos o sensaciones que puedan distraerte e impedir que disfrutes del aquí y el ahora.
(Pausa)

Hoy comienza un nuevo día en el colegio, un día nuevo de la Semana Menesiana.
(Pausa)

Te invito a que busques un rincón del cole que te guste.
(Pausa)


¿Lo tienes?
(Pausa)

Siéntate tranquilamente y acomódate.
(Pausa)

¿Qué te rodea?
(Pausa)

¿Qué puedes ver desde el lugar en el que estás?
(Pausa)

¿Por qué ese rincón del cole es tan especial para ti?
(Pausa)

Piénsalo durante unos instantes.
Poco a poco, te invito a que vuelvas de nuevo a la realidad de la clase.
Estírate lentamente y, cuando estés listo, abre los ojos.

Compartimos:
¿Cómo te has sentido?
¿Qué rincón del colegio has escogido?
¿Por qué es especial para ti?

 

¡Atrévete!

Juan María soñó escuelas en las que los niños pudieran crecer LIBRES, ALEGRES y FELICES. Estamos en plena semana menesiana y la canción de hoy no podía ser otra que esta.
¡Os animamos a cantarla a pleno pulmón y uniros al resto de niños y niñas de Primaria de todos los coles menesianos!

Compartimos:
¿Qué frase de la canción te ha gustado más?

 

5 TEMPLO

#LaMennaisTrato

«Cuando el padre lo vio corrió a su encuentro” (Lc 15, 20)

GRACIAS
Gracias, Señor, porque has puesto en mí
la semilla de tu amor de Padre Bueno.
Gracias porque cada persona es para ti
un templo en el que tú habitas.

AQUÍ ESTOY
Que recuerde siempre que tú estás en mí,
que soy como un templo en el que habitas.
Que mire a los demás
con el cariño con que tú los miras.

CUENTA CONMIGO
Cuenta conmigo, Señor,
para que todos se sepan amados por ti.
Cuenta conmigo para que otros descubran
tu cariño de Padre Bueno.

La campana te llama

Hoy empieza una semana muy importante para todos los colegios menesianos. Por ello, hoy nos gustaría compartiros un cuento muy especial.

“LA CAMPANA QUE TE LLAMA”

Voy a contaros una historia. Una historia que ocurrió hace muchos años en un lugar remoto, un valle verde y hermoso, atravesado por un río de aguas cristalinas, en el que había muchos pueblecitos repletos de casas con tejados rojos, iglesias y escuelas, pequeñitas, pero entrañables.

En la escuela del pueblo principal había una campana que cada mañana sonaba y llamaba a todos los niños para que fuesen a aprender y a jugar. De cada casa salían corriendo varios niños que acudían derechos al colegio. Los padres y las madres acompañaban a los más pequeños cogiéndolos de la mano, pero, en cuanto estaban cerca, corrían hasta su clase, donde les esperaban los maestros. Así sucedía cada mañana. Volvía a sonar la campana y la escuela se llenaba de alegría y aprendizaje.

Una noche de primavera, cuando la luna apenas alumbraba y tan solo se escuchaba el cantar de los pájaros nocturnos, un sonido familiar despertó a todos los pueblos. Era la campana de la escuela. ¿Por qué sonaba en plena noche? No era hora de ir al colegio…
En todas las casas se encendieron las luces y los vecinos se asomaron a las ventanas. Era de noche, pero en lo alto del valle parecía que estaba amaneciendo. Se podía apreciar una luz brillante y fuerte que crecía por momentos y parecía acercarse al pueblo. Los vecinos, aterrorizados, cogieron a los niños y salieron corriendo.

¿Qué estaba pasando? ¿Lo adivináis? ¡Había un gran incendio! Un fuego enorme se acercaba a lo pueblos y por eso sonaba la campana de la escuela, para despertar y advertir del peligro a los vecinos.

Apenas tuvieron tiempo de parar el fuego, que avanzó de bosque en bosque hasta llegar a muchas de las casas. Algunos edificios se salvaron, pero, desafortunadamente, el incendio arrasó las escuelas y los niños se quedaron sin un lugar en el que aprender y convivir con sus compañeros.

Los adultos estaban muy ocupados recuperando sus pertenencias e intentando arreglar todo lo que el fuego había quemado, pero nadie pensó en reconstruir las escuelas. Los niños saltaban entre las ruinas de las casas y las cenizas. Se aburrían de no hacer nada.

Entonces, el sacerdote de uno de los pueblos, intentando arreglar lo que había quedado de la iglesia, encontró una Biblia. Al ver que apenas podían leerse unas páginas, la tiró a un montón de escombros. Cuando cayó, la Biblia quedó abierta y el sacerdote, por curiosidad, se acercó a leer qué ponía.
Al parecer, hablaba Jesús y decía lo siguiente:
“Dejad que los niños se acerquen a mí”.

El sacerdote no le dio mayor importancia y siguió tirando escombros; sin embargo, al volver a casa, casi de noche, se encontró con un grupo de jóvenes que tenían mal aspecto. En ese momento, recordó la frase que había leído, “Dejad que los niños se acerquen a mí”, y pensó:
“¿Podría dedicarme a reparar algo tan necesario y urgente como la escuela?”.
Y así fue. Juntó a varias personas que pensaban como él y en poco tiempo volvió a escucharse ese sonido tan familiar: la campana.

Una vez que terminaron la reconstrucción de su escuela, decidieron hacer lo mismo con la escuela del pueblo vecino,… y con el otro, y el otro…
Y “colorín colorado”…, esta historia NO ha acabado.
¿Quién sabe por qué?

Tenemos derecho…

Mañana, 20 de noviembre, se celebra el Día Internacional del Niño. Este mismo día, hace 62 años (1959), la ONU aprobó la Declaración Universal de los Derechos del Niño.
Este día nos recuerda que todos los niños, independientemente del lugar en el que hayan nacido, tienen derecho a la salud, a la educación, a una familia, a jugar, a vivir felices, a estudiar, a estar protegidos,…

Jesús fue un gran defensor de los niños. Decía: «Dejad que los niños se acerquen a mí, no se lo impidáis, porque el reino de los cielos es de quienes son como ellos». (Mt 19, 14)