Puedo sanar/te desde lo más profundo de mí

MODALIDAD  Visualización «La esfera»                                                      Evaluación Hara

MÚSICA  Claro de luna   Debussy

GUIÓN

Postura básica.

Sigue el recorrido del aire en tu respiración. Primero céntrate en  notar como entra por tus fosas nasales. Luego por lo más profundo e interior de tu nariz. Poco a poco quizá puedes llegar a sentir como atraviesa la zona anterior de tu boca hasta llegar a la garganta ya templado.

Siente este aire que te llena frío una y otra vez, para salir caliente.

Ahora imagina que todo el aire que vas expulsando va conteniéndose en un globo que crece a tu alrededor, se llega a formar una perfecta esfera transparente que te rodea. Obsérvala, tócala,… en ella te sientes cómodo y seguro.

Puedes imaginar cómo esta esfera y tu sentado en su interior se eleva y va recorriendo la clase, pasillos, patio…. Va a diferentes lugares que te son familiares. Se encuentra con otras esferas transparentes habitas por gente, personas que conoces porque cada día te toca convivir con ellas. Observa las esferas y los rostros. Con alguna parece que te rozas, chocas… otras parece que se deslizan junto a ti, conectan con tu ritmo… (pausa)

Poco a poco vuelves a tu lugar. Te paras y observas de nuevo tu esfera… descubres varios rayones e incluso alguna grieta. Te duele, agobia, preocupa… pero vuelves a caer en la cuenta de tu respiración. Siente tu respiración. Notas cómo de lo más profundo de ti sale un aliento de vida, suavemente soplas sobre cada grieta y vas curándola… Notas como llevas en ti una fuerza que te hace recuperarte, curarte… (pausa)

Incluso con tu aliento puedes llegar a acariciar otras esferas y sanar sus heridas. Soplas ese aliento sobre la esfera de compañeros que sientes que pueden necesitarlo. (pausa)

Sonríes al ver como tu esfera y las demás van recuperándose y vuelven a ser transparentes y brillantes.

Das gracias por ese aliento de vida que nace de lo más profundo de ti.

Anotamos

Me-note: Algo que he percibido como verdad profunda y no quiera olvidar.

Share Button

Llenos de vida

MODALIDAD Visualización                    Evaluación Hara

MÚSICA  Tubular bells

GUION

Nos colocamos en la postura básica para realizar una visualización.
Os propongo dos imágenes, cada uno elegiréis la que más os guste: podéis ser un árbol que va tomando agua por sus raíces o un persona/robot tipo “Terminator II” que va transformándose en acero líquido.
Recuerda los pies pegados al suelo, teclea con los dedos y concéntrate en ellos. Siéntete ese árbol necesitado de ser regado o ese cuerpo rígido necesitado de recuperar fuerza y flexibilidad. (silencio)
Imagínate la humedad en la punta de los dedos de los pies y nota como un líquido te va llenando, va entrando suavemente y te va transformando. Llena la planta de tus pies, y va llenando tus tobillos, rodilla, pierna…
Siente como el frescor, la fuerza, este líquido lleno de vida de va inundando poco a poco. Como si una ola de vitalidad y cariño te fuera llenando y transformando.
Siente como te llena hasta la cintura, el pecho… (silencio)
Como llega a tus hombros y baja trasformando tus brazos hasta llegar a tus manos y completar cada uno de tus dedos.
Siente como sube por tu cuello e inunda tu rostro y toda tu cabeza.
Siente todo tu cuerpo inundado, habitado, siéntete lleno de fuerza y de vida. Con una ilusión especial para afrontar el día, repleto de paz y de cariño y con deseo de hacer que esa sensación llegue a otra gente. Piensa en una persona concreta que te gustaría tocar con tu dedo y llenar de esta paz que te habita e imagina que así lo haces… Observa su rostro, su mirada de agradecimiento.

Anotamos

¿Te ha resultado fácil? ¿Cómo te has sentido? ¿Has visualizado a esa persona?

Share Button

Me cuido

MODALIDAD Masaje – automasaje                   Evaluación Hara

MÚSICA  Gladiator 

GUION

Automasaje

El automasaje es fundamental para ponerse en contacto con cada parte del cuerpo y ser consciente de su bienestar o bloqueo

Es importante tratar de relajarse con varias respiraciones o concentración en un punto. Hacer los masajes lenta y suavemente.

Se frotan las manos para activar la energía y se van llevando a cada una de las partes del cuerpo.  (acortar el número de partes en función del tiempo)

1.-Cabeza. Masajear. Pequeños golpes con los puños cerrados en la cabeza.

2.-Frente. Del centro a ambos lados.

3.-Ojos. Manos ahuecadas.

4.-Nariz. Manos en triangulo.

5.-Labios .Una mano en labio superior y otra en el inferior.

6.-Nuca y cuello. Automasajear desde la nuca hacia abajo.

7.-Hombros. Levantar el codo izquierdo con la mano derecha y vv.

8.-Brazos.-Descender por la parte interior y subir por la exterior.

Despedirse con una respiración profunda.

Share Button

Cada uno tenemos diferentes cualidades

MODALIDAD Visualización                 Evaluación Hara

MÚSICA     AMELIE La Noyee

GUIÓN

Visualización del animal  (Para descubrir las propias cualidades)

Imagina un bosque maravilloso (Pausa)  despacio de acercas a su entrada.

A la entrada de este bosque te está esperando un animal. Obsérvalo con atención (Pausa).

El animal te acompaña en el recorrido por el bosque y te muestra los rincones más hermosos: cascadas, lagos, flores de todos los colores y tamaños, troncos llenos de vida… (Pausa).

Escucha los sonidos del bosque,…  siente su aroma,…   camina y disfruta de la naturaleza (Pausa)

El animal te lleva ahora hacia un árbol centenario en el centro. Está cargado de la sabiduría y energía almacenadas durante tantos años de vida, de la tierra y del sol. Es inmenso. Obsérvale y acércate a él. Ahora te abrazas al árbol y le sueltas todas las cosas que te preocupan, te hacen sufrir, tus enfados, miedos y tristezas  (Pausa). Notas como el árbol centenario acoge todo el cansancio de tu camino y te aporta descanso y paz.

Siente ahora como se están liberando tus preocupaciones y miedos. Aparece la confianza, la ternura y la alegría  (Pausa)

Te despides con agradecimiento del árbol y sigues paseando y contemplando este maravilloso bosque. (Pausa)

Has llegado al fin del bosque. Te despides con agradecimiento del animal que te ha acompañado.

¿Qué te ha sugerido el viaje? ¿Qué animal has imaginado? ¿Qué cualidades tiene? Anota algo de lo que has vivido y las cualidades que podría tener este animal. (Se les ayudará a ver que las cualidades que han nombrado del animal son las suyas. Si tienen dificultades para descubrir las cualidades del animal se les puede ayudar)
Share Button

Siento mi propio cuerpo

MODALIDAD: Conciencia corporal                   Evaluación Hara

MÚSICA  American Beauty

GUIÓN:  Tomar consciencia del cuerpo haciendo un recorrido por el esquema corporal:

Les hablaremos en tono suave y lento, dejando un silencio para percibir y sentir entre frase y frase

  1. Siente el pie derecho y unas raíces que sujetan el pie derecho al suelo.  (música o silencio)
  2. Lleva la atención ahora al pie izquierdo y siente las raíces que sujetan el pie izquierdo al suelo.  (música o silencio)
  3. Siente las rodillas   (música o silencio)
  4. Céntrate en los muslos  (música o silencio)
  5. Nota el equilibrio de fuerza de las dos nalgas sobre las silla si hay alguna con más fuerza que la otra equilíbralas.  (música o silencio)
  6. Siente tu espalda recta   (música o silencio)
  7. Lleva la atención a tu cabeza, siéntela derecha como si un hilo tirara de tu coronilla al techo y tu barbilla fuera ligeramente hacia el pecho.  (música o silencio)
  8. Siente el contacto de las manos sobre las piernas.  (música o silencio)

Anotamos

¿Te ha resultado fácil? ¿Sueles “escuchar” a tu propio cuerpo? Cuando tiene hambre, sueño, algún dolor, paz, ilusión…

Share Button

HARA para seguir practicando y creciendo

MODALIDAD  Relajación                      Evaluación Hara

MÚSICA Maurice Ravel  Pavane for a Dead Princess

GUIÓN (Preparación que será necesaria para el inicio del resto de los días)

Introducción a las máximas de Hara:

Comenzamos de nuevo curso y retomamos nuestro Proyecto Hara. Queremos ayudaros a encontrar, a tocar, a saborear lo más valioso que cada uno lleváis en vosotros. Queremos ayudaros a encontraros con vuestra interioridad.

Para ello, en la medida de lo posible, la máxima de los jueves será de Hara.

Descubrir y hacernos más conscientes de nuestra interioridad es un camino largo y lento, pero esperamos que sea un camino gozoso y rico. Porque es el camino hacia nosotros mismos. Un camino que, desde lo más auténtico de cada uno, también nos irá llevando al encuentro con los demás, la sensibilidad y el compromiso.

Postura básica:

Hoy te invitamos a aprender y practicar la posición básica de relajación. A partir de ella, otros días, iremos aprendiendo a relajarnos, a viajar con nuestra imaginación, a concentrarnos, a cuidarnos.

Será importante que nos ayudemos unos a otros poniendo de nuestra parte para que cada uno pueda sentirse cómodo. Es algo sencillo, pero va a merecer la pena.

Colocamos nuestro cuerpo (sentados):

  1. Piernas en ángulo recto, pies con toda la planta sobre el suelo, un poco abiertos…
  2. Espalda pegada al respaldo, recta pero no rígida, con el cuello un poco estirado, como si hilo atado un globo tirara suavemente de nosotros hacia arriba…
  3. Colocamos los brazos sobre la mesa, o reposando cobre nuestras piernas con las manos hacia el interior, o les dejamos caer colgando a ambos lados. Levantamos y dejamos caer ambos hombros un par de veces para que se acomoden.
  4. Confía, y si puedes, cierra los ojos y olvídate de los compañeros y de todo lo que pase a tu alrededor (un ruido, voces, otras clases, puede pasar de todo, pero tú puedes continuar al 100% contigo mismo, contigo misma).

Centramos nuestra respiración:

  1. Sentimos nuestra propia respiración, sin modificarla, sentimos el aire que entra por la nariz y sentimos cómo sale.
  2. Tratamos de hacer la respiración un poco más tranquila, más lenta, más profunda, sin forzar.
  3. Hacemos una respiración abdominal, esto es, lentamente nos llenaremos completamente de aire, pero lo haremos sacando nuestro estómago, no sacando pecho sino moviendo hacia abajo nuesto diafragma.
  4. Repite varias veces esta respiración profunda.
  5. Mientras respiras deja que brote, en silencio, en ti, una palabra y haz que se repita con cada respiración: un nombre, un rostro, un color, un sentimiento ej. PAZ, GRACIAS,…

Por hoy es suficiente…  (si  parece demasiado breve y disponemos de tiempo se puede repetir lo mismo pero de pie)

Diálogo

Ha sido muy sencillo, pero ¿cómo os habéis sentido? ¿qué dificultades habéis tenido? ¿os parece interesante avanzar por este camino?

Te animamos a hacer este ejercicio cuando lo desees, de forma sencilla y discreta, en el metro, en casa, como un regalo. Si lo deseas también puede ser un momento de oración o de hacer presente a alguna personas, tan solo repitiendo en cada respiración: Señor, Padre,… o el nombre de esa persona.

 

Share Button

Te regalo mi ternura

MODALIDAD Masaje, dos personas a una.                       Evaluación Hara

MÚSICA Nightmares On Wax   Les Nuits

GUIÓN

Masaje  de brazos (similar al de espalda)

Una persona se sienta y otra u otras dos, junto a ella o a cada lado, dan los masajes en uno o sendos brazos a la vez.

Durante 10 seg. se frotan las manos hasta que se noten calientes. A continuación mantendréis las manos juntas pero sin llegar a juntarse y posiblemente lleguéis a notar el calor y la energía.  Con las manos y tu interior preparado (el deseo de cuidar y dar tranquilidad a tu compañero…), podéis empezar el masaje.

El compañero apoya su espalda en el respaldo tratando de mantenerla recta, deja caer sus brazos y centra la respiración para acoger mejor el masaje. Cada uno de los que dan el masaje también debe concentrarse y estar atento a su propia respiración, incluso cerrar los ojos el mayor tiempo posible. Fases del masaje:

1.- Calentar el brazo. Para ello, pasareis varias veces la palma de las manos desde el hombro a la muñeca sin hacer daño. Para terminar el calentamiento, con las manos huecas, daréis palmadas por todo el brazo.

2.- Amasar el brazo. Con los brazos ya calientes, comenzar el amasado que consiste en masajear como si de plastilina se tratara. Con los dedos pulgares vamos haciendo círculos. Ambos en paralelo comenzando por los hombros y bajando hasta las manos.

3.- Barrer los brazos. Daréis unos pases como si de un barrido se tratara.

4.- «Energetizar» el punto que se desee. Para finalizar, coloca las manos en el punto que la persona te indique y la mantendrás durante medio minuto.

No olvides que tienes que mantenerte conectado, en calma y “cargado” de cariño para poder transmitir paz y conectar con la otra persona. Por tanto, necesitarás hacer el ejercicio y recibirlo en silencio y con una respiración consciente.

Anotamos

¿Cómo te has sentido? Todos necesitamos ser “cuidados” por los demás para poder descubrir y sacar lo más bello que llevamos dentro. ¿Crees que hay personas que pueden necesitar de ti: de tus “manos”, tu sonrisa, tu cercanía, tu confianza, tus cuidados, tu palabra…? ¿Te sientes capaz de ayudar a los demás a encontrar lo bueno que tienen? ¿Quién te ayuda a ti a sacar lo mejor?

Share Button

Mis manos te pueden cuidar

MASAJE DE MANOS

MODALIDAD Masaje                            Evaluación Hara

MÚSICA   Memorias de África

GUION   Masaje  de manos

Una persona se sienta y se dispone a acoger el masaje centrándose con la “postura básica” y la respiración.

Quien da el masaje también debe concentrarse y estar atento a su propia respiración, incluso cerrar los ojos el mayor tiempo posible.
Quien recibe coloca sus brazos sobre tus rodillas con las palmas hacia arriba para acoger el masaje y espera tranquilamente.

El que va a dar el masaje se sienta a su lado y durante 10 seg. se frota las manos hasta que las note calientes. Con las manos ya preparadas, ahora prepara tu interior: el deseo de cuidar a tu compañero, el objetivo de hacerle sentir valioso, querido, de darle tranquilidad…, Puedes entender también que tus manos van a “bendecir” a esta persona, Dios no puede transmitir su bondad y su cariño a las personas si no a través de nuestras manos. Ayuda a tu compañero a vivir todo esto. Cuando te sientas preparado puedes empezar el masaje.

Fases del masaje (hacer un ejemplo rápido a la vista de todos de forma que las instrucciones luego se entiendan más fácilmente):

1.- Transmitir calor a sus manos. Para ello, pondrás tus palmas sobre las suyas, muy cerca pero apenas rozándolas, que sienta el calor y la cercanía de tus manos. Después de unos segundos pon una de sus manos entre las tuyas y frótala suavemente o tan solo dala calor, luego la otra.

2.- Amasar una mano. Con sus manos ya calientes, comenzar el amasado que consiste en masajear y acariciar suavemente. Con mis dos manos una de mi compañero, comenzando por la muñeca, la palma y cada uno de los dedos. Con cuidado, luego la otra mano.

3.- Barrer las manos. Le colocáis las manos para que las mantenga boca arriba (puede apoyarlas en la mesa) y deslizáis vuestras palmas rápido del antebrazo a la punta de los dedos varias veces, como si de un barrido se tratara.

4.- Bendecir (decir bien): volvéis a colocar vuestras manos sobre las suyas, cerrando los ojos y  permaneces así deseándole todo lo mejor e incluso ofreciéndote mentalmente a ayudarle para que lo consiga diciendo interiormente, si lo deseas, “cuenta conmigo”. Te vas despidiendo.

No olvides que tienes que mantenerte conectado, en calma y “cargado” de cariño para poder transmitir paz y conectar con la otra persona. Por tanto, necesitarás hacer el ejercicio y recibirlo en silencio y ayudado por tu respiración consciente.

Anotamos ¿Qué he hecho? ¿Cómo me he sentido? ¿Qué he descubierto?

Share Button

¡ Estoy respirando !

HARA Primaria      ENLACE

HARA ESO-Bach

MODALIDAD Respiración                   Evaluación Hara

MÚSICA     Vangelis   1492 Conquest of Paradise

GUION

Aprender a reconocer los tres niveles de respiración y hacer 10 respiraciones diafragmáticas (globo)

Los Tres Pisos. La respiración completa

Este ejercicio se utiliza para lograr una mejora en la respiración.

Dividimos la respiración en tres niveles o pisos: abdominal, torácica y clavicular. Debemos aprender a controlar el aire que entra y sale de nuestros pulmones, enviándolo a voluntad al primer, segundo o tercer «piso» según las necesidades del momento:

1. Abdominal de una manera regular y cuando no necesitamos una gran aportación de oxígeno,

2. Abdominal – torácica cuando la necesidad se hace mayor

3. Abdominal – torácica – clavicular cuando deseamos llenar completamente los pulmones.

Podemos identificar las sensaciones corporales y mentales asociadas a estas tres respiraciones:

La respiración abdominal se acompaña de sentimientos de estabilidad y bienestar

Las otras dos se acompañan de estados de excitación y desasosiego.

-El Globo

Este ejercicio enseña a utilizar el músculo del diafragma. La respiración es parecida a cuando se infla un globo, pero al revés de la habitual (en lugar de hinchar el pecho al coger aire metemos pecho y sacamos tripa): Al inspirar el aire debe llegar hasta la base de los pulmones inflando el vientre (el globo); al espirar el vientre se mete para adentro (el globo se desinfla). Este movimiento del abdomen hacia adentro y afuera se debe a la acción del músculo diafragma que, al contraerse, baja y crea una presión dentro del abdomen y lo empuja hacia afuera. Al espirar el músculo se relaja y sube con lo que el vientre entra. Realizar este tipo de respiración un mínimo de 10 veces.

 

Share Button

Puedo revivir los momentos

HARA Primaria   ENLACE

MODALIDAD Visualización                      Evaluación Hara

MÚSICA  Mozart  C Nº 21 piano       o       Vangelis Spiral To The Unknow Man

GUION

– Nos colocamos en la postura básica de hara…

– «Ahora, cada uno de vosotros va a recordar un momento muy feliz de su vida. Quizá de este último curso. Cuando os lo indique, os sentaréis cómodamente en el pupitre y, una vez en él, con los ojos cerrados, evocaréis con todo detalle ese momento: dónde fue, con quién estabas, que sucedió, qué sentiste en aquel momento,… ».

-Se deja un momento para que cada uno elija su recuerdo feliz. Se da la señal: «Cerrad los ojos».

-Se les deja en silencio un rato (con música). Al cabo de unos segundos, el educador dice: “Recuerda ese momento, pero sobre todo, deja que te invada ahora la misma felicidad que sentiste entonces”. El grupo permanece concentrado tres minutos. Animamos a dar gracias interiormente por ese momento. Después abren los ojos y retiramos la música.

-El que  quiera puede contar brevemente qué recuerdo ha evocado y en qué medida ha experimentado aquella felicidad.

Anotamos

¿Qué momento he recordado? ¿Qué hizo que aquel momento fuera así? ¿De qué estaba convencido entonces? ¿Qué considero que sigue siendo cierto de aquello, aunque ahora quizá no lo viva con tanta fuerza?

Share Button