Sin agua no hay vida

Sólo se puede lograr la felicidad plena desde la búsqueda permanente de la plena justicia. María lo expresa muy bien en el Magnificat: Dios es justo y bueno, da respuesta a aquellos que no tienen ni voz, ni espacio, ni oportunidad… de ser escuchados, respetados y queridos.

Máxima para Primaria

Máxima ESO-BACH

 Hacia una nueva cultura del agua.

 

 

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *