Gracias mamá

Nos sentamos en una postura cómoda, con la espalda recta.
Inspira suavemente para que el aire llegue hasta el vientre. Inspira, 1, 2, 3, 4, lentamente suelta en 1, 2, 3, 4.
Coge aire otra vez en 1, 2, 3, 4, y suelta 1, 2 ,3 ,4.
Ahora cierra los ojos con suavidad, inspira profundamente y suelta el aire poco a poco.
Imagina un lugar que te guste, un lugar en el que te sientas bien, seguro. Puede ser una habitación de tu casa, el parque, un jardín…

En este lugar te encuentras seguro y protegido. (pausa)

Siéntate y escucha esta música.

https://www.youtube.com/watch?v=3PtTT-CPJ-c

Con esta energía, te mantienes en reposo, sintiendo, y respirando.
Inspira, 1, 2, 3, 4, lentamente suelta en 1, 2, 3, 4.
Tu mamá entra a la habitación, o llega al parque, al jardín…
Se para enfrente de ti y os sentáis juntos abrazados.
Así, abrazado a tu mamá, simplemente escucha la música.
Te sientes junto a ella seguro/a y feliz.
Después de un rato te despides de ella.

Ahora, ya solo, das gracias por tu mamá que te cuida y quiere todos los días.

(Dejamos tiempo para que los niños piensen y den gracias en silencio mientras escuchan la música.)

Inspira 1, 2, 3, 4 y lentamente suelta 1, 2, 3, 4.
Poco a poco, cada uno a su ritmo, sin prisas, abre los ojos.

Compartimos con los niños:
Los niños que lo deseen comparten cómo se han sentido.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *