SI QUIERES PUEDES CURARME

Se acercó a Jesús un leproso, suplicándole de rodillas: «Si quieres, puedes limpiarme.»
Jesús sintió lástima, extendió la mano y lo tocó, diciendo: «Quiero: queda limpio.»

ORACIÓN:      (después de ver el vídeo)
Jesús, amigo nuestro,
a veces no hacemos bien las cosas…
Si quieres puedes limpiarnos de nuestros egoísmos y enfados,
de nuestra nuestras envidias y mal humor.
Danos un corazón parecido al tuyo. Amén.

1-3 PRIMARIA (ver desde 0:35 min)

4-6 PRIMARIA

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *