María se puso en camino

María se puso en camino y fue aprisa a la montaña, a un pueblo de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel.
En cuanto Isabel oyó el saludo de María, saltó la criatura en su vientre. Se llenó Isabel del Espíritu Santo y dijo a voz en grito.
– ¡Bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre!. (Lc 1, 40-44)

ORACIÓN:
María, nos cuidas noche y día.
Nos enseñas a cuidar a otros: a nuestra familia,
a nuestros compañeros y amigos,
a nuestros profesores,…

Gracias María!!.
Contigo esperamos el nacimiento de tu Hijo, Jesús.
Por eso estamos alegres!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *